Me desperté con la intención de practicar. Empecé, pero perdí el enfoque, me dolía todo, no tenía fuerza... tuve que parar. Y es cuando los pensamientos de frustración, de tristeza, de rabia empiezan a ser más fuertes, afectando nuestro estado de ánimo, nuestra paz, tranquilidad.

Decidí ducharme y desayunar para despejar mi mente. Entonces, empecé a recordar la práctica los días pasados: lo bien que me había sentido, y las posturas que poco a poco llegan de manera más fluida.

Y cómo si supiera lo que me estaba pasando en ese momento, llegó a mí un vídeo; que me recordaba la importancia del fracaso en el proceso, sobre la fuerza que crece al no rendirnos; porque cuando no lo haces, la magia aparece. Cito las palabras textuales de WillSMith "porque a partir de este fallo, comienza la adaptación y el progreso". Practicas, practicas. Caes, te levantas, y lo vuelves a intentar. Hasta el momento que descubres que tu cuerpo se adapta y luego, la magia te sorprende; puedes hacerlo.”

Y ahora acepto, lo acepto porque mi cuerpo y mente tienen el objetivo claro, pero en el intento fracasamos.

Y la práctica te dice ok… Acogemos todo lo que nos da diariamente y seguimos. Siempre estamos tocando picos: entre zonas de confort y energías imparables.

Y ahí es donde hay invitación para ir más profundo.

Tengo palabras que me repito constantemente: aim de breath, paciencia, adaptación...

Hoy quiero agregar una frase más: nevergive up!

La pereza se acaba la ansiedad se endulza...Todoes. Perfecto ya

Eres tu hoy. Dirigiéndote hacia lo que deseas ser. Acepta hoy and...all is coming

If you liked this article, SHARE it here and support us, so we can keep writing to this blog.